Nutrición Natural Y Holistica Higienistica

EL HIGIENISMO

El higienismo viene de la palabra griega “higiene”, que significa “arte de vivir”. Es una ciencia que estudia las condiciones óptimas para que los seres humanos desarrollemos una salud plena y vibrante. Sus enseñanzas han sido sacadas a partir de la observación e investigación de la naturaleza, de todas sus formas de vida, de la biología, anatomía, fisiología y psicología del ser humano, en la experiencia de toda la evolución de la humanidad y en la propia experiencia de 150 años de higienismo.Si aprendemos a cuidar nuestro cuerpo, siguiendo unos hábitos de vida favorables a nivel físico, mental, emocional y energético, evitaremos el agotarnos por intoxicación hasta enfermar. No podemos hacer depender nuestras salud constantemente de fármacos,debemos tomar las riendas de nuestra salud y ser auto-responsables. Desde el higienismo se recomienda:

Directrices básicas

1. Dieta rica en frutas, verduras, frutos oleaginosos y semillas a ser posible ecológicas, y crudas.
2.Evitar los medicamentos.
3.Practicar el ayuno cuando el cuerpo lo sienta necesario.
4.Vivir o frecuentar entornos armónicos para recargar nuestra energía vital con la naturaleza.
5.Evitar fríos o calores intensos.

6.Limpieza interna y externa, usando productos naturales.
7. Descansar bien.
8. Practicar algún ejercicio físico.
9 Sol y luz natural.
10 Relacionarnos con otros humanos con los que nos sintamos bien.

11.Confianza en la vida.
12. Motivación y compromiso con actividades que nos hagan sentir bien.
13.Estar contento con uno mismo
14. Humor, alegría, risas Música, danza, actividades lúdicas
15. Paz, armonía y tranquilidad. Amistad y compañerismo.

DIRECTRICES GENERALES PARA UNA DIETA NO-TÓXICA, DE ORIENTACIÓN HIGIENISTA O NATURISTA

A lo largo de la historia encontramos numerosos ejemplos de gentes que practicaron la higiene vital: los esenios, los hunzas, los vilcabambos etc…grupos que han destacado por suextraordinaria longevidad y por su elevado nivel de salud. Además de personajes como Pitágoras, Hipócrates, Leonardo da Vinci o Mahatma Gandhi, entre otros. Actualmente en España existe una Coordinadora higienista donde se agrupan casas de repos o escuelas de salud. Editan la revista Curarse en salud. En nuestro país hay médicos y autores higienistas españoles, vascos y catalanes, entre ellos están: Dr. Karmelo Bizkarra, Dr. Eneko Landaburu, Dr. Juan José Núñez, Dr. Antonio Palomar, Irene Gelpì, Enric Ser, José Manuel Casado Sierra, Baltasar Lorenzo “Balta”, Marc Ams y muchos otros.

Información general: Desde el punto de vista de la Medicina Natural, la falta de salud y la aparición de numerosas enfermedades están causadas por la acumulación, a lo largo del tiempo de sustancias tóxicas. Ello se conoce con el nombre de TOXEMIA, es decir “suciedad”. Muchas de esas sustancias tóxicas nos llegan a través del aire que respiramos, pero también las ingerimos con lo que comemos y bebemos.

Otras veces, las toxinas que se acumulan en el interior del cuerpo, son desechos propios de la actividad metabólica de las células del organismo que no pueden ser bien eliminadas. También nuestros pensamientos y sentimientos, cuando son conflictivos, pueden generar sustancias tóxicas y acumularse provocando alteraciones. Muchas otras toxinas capaces de influir en el origen de las enfermedades se desarrollan en el interior del aparato digestivo, principalmente en el intestino. Cuando estamos nerviosas, enfadadas, deprimidas o asustadas nuestros sistemas de eliminación de toxinas no funciona bien y la “suciedad”, venga de donde venga, puede acumularse y provocar alteraciones. A veces, genéticamente tenemos debilidad en algunos tejidos u órganos, y es allí donde las toxinas causarán los primeros daños. La mayoría de personas conocemos el origen de muchas de esas toxinas y podemos evitarlas, por ejemplo, el humo del tabaco, el alcohol o las drogas, sin embargo, muchas personas desconocen el origen de otras toxinas.

Hoy en día muchos alimentos tienen una calidad nutritiva inferior a la que tenían hace años. Actualmente es común utilizar muchos productos químicos para el cultivo, cosecha, recolección o tratamiento de la mayoría de los productos de la industria alimentaria. Así se vierten gran cantidad de productos químicos tóxicos a los alimentos. Después, las frutas y vegetales, por ejemplo, se recogen verdes, se maduran en cámaras y se tratan en cada uno de los pasos desde su siembra hasta su llegada al consumidor. Con todo ello, los productos pierden calidad nutricional y son esos nutrientes que le faltan al alimento los que precisamente más necesita el organismo para su funcionamiento o para eliminar las toxinas que le invaden. Así, muchos de los alimentos de hoy día están desvitalizados, refinados y contienen menos nutrientes de los que contendrían en su forma natural. Cuando consumimos este tipo de alimentos, nuestro cuerpo sufre aún más pérdidas de nutrientes. Si hacemos una dieta notóxica, es decir, si comemos alimentos saludables, ricos en nutrientes de calidad y los digerimos bien, estaremos evitando que penetren o que se generen toxinas en el interior del cuerpo y dejaremos de“ensuciarlo”. Así, nuestro organismo, podrá ir neutralizando y eliminando poco a poco, las sustancias tóxicas que más le molesten, y veremos como al mismo tiempo nos sentimos mejor. Para todo ello, también puede ser necesario utilizar conjuntamente suplementos nutricionales de fuentes naturales que contengan una buena proporción de nutrientes de la mejor calidad con el fin de enriquecer nuestra dieta y favorecer las necesidades de organismo, potenciando sus capacidades, mejorando la actividad del sistema inmunológico o del sistema digestivo o aumentando la capacidad de desintoxicación del hígado. Las personas que necesitan perder peso también se benefician mucho de este tipo de dieta.Si está siendo tratado de una enfermedad, consulte e informe a su médico especialista sobre el plan nutricional saludable que le proponemos.Si bien es cierto que para alcanzar todos nuestros objetivos de salud, la dieta no lo es todo, todo lo demás sin la dieta no es nada. Sólo existe una única manera de alcanzar la salud: dejar de cometer errores y desear cambiar todos los aspectos conflictivos de nuestra vida.

SUPRIME EL TABACO, las drogas, el alcohol y otros excitantes como el café, té fermentado, coca-cola…

EVITA EL AZÚCAR en todas sus formas y los edulcorantes artificiales como el aspartame, la sacarina u otros. Evita también cualquier producto que los lleve. Evita todos los productos de pastelería, bollería y repostería

NO CONSUMAS COLORANTES, edulcorantes, conservantes o cualquier aditivo químico. Tampoco consumas productos fabricados en régimen industrial o “sintéticos” tales como helados, dulces, natillas, flanes, tartas, productos con cremas, margarinas, etc. Evita los productos en conserva en general.

NO REFRESCOS COMERCIALES y demás bebidas sintéticas, contienen agentes químicos indeseables y mucho azúcar: cola, soda,naranjadas, limonadas, cervezas (con o sin alcohol), etc.

EVITA LOS EMBUTIDOS y toda clase de charcutería. NADA PROCEDENTE DEL CERDO. lo menos malo es un poco de jamón serrano tipo “jabugo” de cerdos alimentados con bellotas. Pero si deseas realmente conseguir una espléndida salud o librarte de cualquier enfermedad deberás suprimirlo totalmente.

SUSTITUYE LOS COMESTIBLES REFINADOS tales como el pan blanco, el arroz blanco y la pasta blanca refinada por integrales y de cultivo ecológico (de venta en tiendas de dietética). Los productos refinados son muy peligrosos para la salud. Todos los cereales (arroz, trigo, avena, centeno, mijo, etc.) deben consumir integrales, tal como lo dispuso la naturaleza.Esto es muy importante.

RECHAZA LO QUE CONTENGA ACEITE HIDROGENADA, aceite vegetal, aceite de palma, aceite de coco, grasa neutra, grasa vegetal hidrogenada. Este tipo de grasas transparcialmente saturadas, como la margarina, son muy peligrosas para el organismo. Ya lo expliqué varias veces.

SUSTITUYE EL ACEITE REFINADO por el aceite de oliva virgen extra, obtenido por primera presión en frío, que debe venir especificado en su etiqueta, y embotellado en vidrio.

AGUA. No usar agua del grifo, ni para beber ni para cocinar. El cloro del agua y la gran cantidad de sustancias químicas y de minerales que lleva la hacen desaconsejable para la salud. Puede usarse agua mineral lo menos dura posible, es decir, que el “residuo seco” que figura en la etiqueta de las aguas minerales embotelladas, sea el que tenga un valor más bajo. El agua mineral con menor residuo seco es la de Bezoya®.

EVITA LOS ALIMENTOS FRITOS, rebozados, recalentados, precocinados, la comida “basura” etc. Elmsofrito, para guisos, sopas y demás se hace con el mínimo de aceite posible. Los alimentos que más deben abundar en una dieta sana son los CRUDOS. Para ello es muy importante que consumas frutas y ensaladas a diario, con todas las comidas, para acompañar a los alimentos cocinados. Procura siempre que la ensalada sea el doble de volumen que del alimento cocinado, y que tenga fruta (tomate, aguacate y/o pepino).

FRUTA. Es el alimento ideal del ser humano. Deben estar presentes en abundancia todos los días en nuestra alimentación. Con la fruta se deben seguir las siguientes reglas: Tomar la fruta siempre con el estómago vacío. Nunca de postre. Si se toma de postre la fruta fermentará y creará trastornos digestivos. Entonces no alimenta, engorda y perjudica a la salud. La única fruta que no fermenta y que se recomienda tomar de postre es la manzana.Tomar la fruta siempre madura, nunca verde. Hacer menús de fruta, donde la fruta es lo más importante, y se acompaña con, leche de chufa, semillas de sésamo, lino, girasol,fruta desecada, etc. No tomar fruta que no sea de la estación.

PLÁTANOS. Se pueden tomar 2 ó 3 veces por semana. Son muy importantes en la alimentación humana. Se tomarán siempre muy maduros y muy bien masticados y ensalivados.

LECHE: No se recomienda en una dieta higienista. Puedes sustituirla por horchatas vegetales (chufa, almendras, avellanas, arroz, sésamo, etc.). Sustituye el nefasto café con leche y azúcar del desayuno por infusiones de plantas medicinales endulzadas con miel de buena calidad.
Lo ideal es eliminar los lácteos de nuestra dieta.

ARROZ. Utiliza siempre el arroz integral y de cultivo biológico. El arroz ha de quedar siempre suelto pero no crudo. Si se cuece demasiado se apelmaza en el estómago dificultando la digestión.

PATATAS. Nunca fritas. Mejor asadas al horno con piel. También al vapor o hervidas con el mínimo de agua.

HUEVOS: 1 ó 3 veces por semana. Nunca fritos. La mejor forma de prepararlos por orden de importancia son: pasados por agua, duros, en tortillas sanas como las de calabacín, alcachofas, cebolla, perejil. Para pasarlo por agua se echa el huevo en agua cuando está hirviendo, se reduce el fuego y se deja cocer durante 3 minutos.

CEBOLLAS y AJOS. Cuantos más mejor. Crudos. Incluir siempre uno de los dos en todas las ensaladas. Son de los alimentos más curativos que existen y se les debe dar prioridad absoluta.

PASTA ITALIANA. Espaguetis, macarrones, cintas, fideos y similares siempre integrales y de cultivo ecológico (de venta en dietéticas).

REMOLACHA ROJA y ZANAHORIAS. CRUDAS, cortadas o ralladas utilizarlas de forma habitual en las ensaladas. Elegir una de las dos e ir alternándolas.

ZUMOS. De frutas y de vegetales recién licuados son una bebida excelente para la salud. No abusar de la licuadora de forma habitual, ya que al licuar los vegetales se pierden propiedades, (lo ideal es tomarlas sin manipular), ganarás en salud y belleza.

CONDIMENTOS Y ESPECIAS. Los mejores: cayena, perejil, albahaca, tomillo, romero, salvia, clavo de especie, canela. El pimentón dulce puede usarse sin inconvenientes. Pero hay muchos más muy interesantes: orégano, anís verde, comino, estragón, menta, alcaparras, hinojo, perifollo, etc

SEMILLAS:. muy sanas y nutritivas pero sin abusar: nueces, avellanas, almendras, piñones, etc. Siempre crudas y sin tostar.

PIPAS DE GIRASOL Y PIPAS DE CALABAZA. Añadir a diario en las ensaladas y en las macedonias
de frutas. Ir variándolas. Se adquieren crudas, de producción biológica ya peladas y sin tostar.

SÉSAMO. Es un alimento muy importante Rico en ácidos graso poliinsaturados, en proteínas de alta calidad biológica, vitamina E, lecitina y especialmente CALCIO, donde se encuentra en mayor proporción que en la leche, y sin los problemas que ésta presenta. Las semillas de sésamo procedentes de cultivos ecológicos, CRUDAS, sin ningún aditivo añadido y sin tostar se adquieren en tiendas de dietética. Se pueden tomar 2 ó 3 veces por semana con menús de frutas o con ensaladas.

LECHE DE SÉSAMO. Su forma de preparación es muy sencilla:· ¼ de taza de semillas de sésamo. · 2 tazas de agua destilada o mineral Páselo por la batidora durante 1 ó 2 minutos hasta que los ingredientes queden bien disueltos. Si su batidora no es muy potente puede ser preferible triturar primero las semillas de sésamo en un molinillo de café y luego volver a batirlas, ya en polvo, añadiéndoles el agua poco a poco. Si se desea se puede endulzar poniendo en la batidora un poco de miel de buena calidad. Se tomatal cual, sin necesidad de colar. Para los higienistas esta leche, junto con la de almendras, avellanas, arroz y la de chufas, es el sustituto ideal de la leche de vaca siendo superior a ella ya que no se descompone, está libre de bacterias peligrosas, no tiene hormonas ni antibióticos, ni colesterol sino que ayuda a normalizar sus niveles, no da intolerancia en los niños ni ocasiona alergias, se digiere fácilmente, sus proteínas son de alta calidad biológica y no produce mucosidad.

MIEL. No sobrepasar 3 cucharadas al día, diluida en infusiones, zumos, yogures natural de soja, macedonias, etc. Obesos no más de una cucharada al día. Diabéticos no tomar. No uses mieles de mala calidad, manipuladas, ni calentadas. La miel cruda contiene enzimas que ayudan a la digestión, por lo que se trata de un alimento neutro compatible con todo.

Semillas de LINO: buenas para el hígado e intestinos.Pueden tomarse a diario mezcladas con las macedonias de frutas. Indispensables para combatir el estreñimiento. Ricas en mucílagos que suavizan las mucosas del aparato digestivo. Son una fuente importante de ácidos grasos de la familia Omega 3.

LEGUMBRES: Garbanzos, alubias, lentejas, judías secas y similares. 1 ó 2 veces por semana. Son alimentos sanos pero indigestos. Lo mejor son las lentejas y los guisantes tiernos. No combinarlos nunca con féculas ni almidones (es decir, nunca con pan, patatas, arroz, pasta, etc.). Tampoco se deben combinar con otras proteínas, sino que se cocinarán con abundantes vegetales como calabacín, puerros, acelgas, espinacas, zanahorias, etc., y se acompañarán con una buena ensalada. Se usarán especias que ayuden a contrarrestar las flatulencias que pueden provocar, tales como: comino, clavo de especie, anís verde, menta, etc. Se tomarán siempre al mediodía.

CARNE, PESCADO: Procura que la dieta sea lo más vegetariana posible. Lo ideal es la dieta ovolactovegetariana, es decir, con huevos y derivados lácteos. Pero si no deseas hacer una dieta vegetariana, limítate a consumir más pescado que carne. Los mejores pescados son los azules tales como la caballa, el arenque, la sardina, el salmón, el atún, etc.También se pueden tomar otros tipos de pescado como la dorada, lubina, etc. Dentro de las carnes debes evitar las carnes rojas y el cerdo, es mejor consumir las menos grasas como el pavo o el pollo y siempre es mejor que la carne sea ecológica, es decir, de animales alimentados de forma natural, que se encuentran en condiciones saludables, libres y no tratados con vacunas, antibióticos y otros fármacos o productos químicos tóxicos. Trata de limitar las proteínas animales a sólo 1 ó 2 veces por semana, y cuando lo hagas que sea en poca cantidad, poco hecha, cocinándola en el horno, hervida o en la plancha con el mínimo de aceite posible, sírvela acompañada con guarnición de abundantes vegetales hervidos al vapor y de primer plato, una buena ensalada en la que abunde la fruta (tomate, pepino y/o aguacate) para que la saciedad llegue antes. Nunca mezcles en el mismo menú la carne o el pescado con féculas o almidones, es decir, no tomar la proteína animal con pan, patatas, arroz, pasta, plátano, etc.

Las PROTEÍNAS son: carne, pescado, marisco, huevos, lácteos, embutidos, setas, frutos secos como nueces, avellanas, almendras, piñones, semillas como sésamo, lino, girasol, calabaza, coco, aguacate, Quinoa, soja y derivados como el tofu, germinados, seitán (proteínas vegetales con las que se preparan sucedáneos de hamburguesas, salchichas, etc.), polen, levadura de cerveza y otros. También contienen abundante cantidad de proteínas los cereales integrales y las legumbres.

Los Hidratos de Carbono en forma de FÉCULA o ALMIDÓN son: patatas, boniatos, calabaza, castañas, pan de todo tipo, pastas de tipo italianas como espaguetis, macarrones, pizza, cintas, fideos, cereales, arroz, harinas, etc.

Los cereales integrales son muy sanos y existen muchas variedades que se deben ir alternendo para enriquecer la dieta: arroz integral, quinoa, mijo, trigo sarraceno, avena, centeno, cebada, maíz, trigo integral, espelta, cus-cus…

Aprender las compatibilidades alimenticias es importante, si no se compatibilizan bien, los alimentos en el interior del aparato digestivo producen fermentaciones y putrefacciones intestinales anormales que sobrecargan el hígado, alteran la flora intestinal, producen flatulencias y se crean toxinas que envenenan el organismo y producen enfermedades. No se pueden conseguir buenos resultados sobre la salud si se mezclan mal los alimentos. Una dieta compatible, aunque al principio pueda parecerte complicada, en realidad no lo es. Cuando te acostumbres lo harás de forma inconsciente. Sigue las siguientes reglas básicas:

La fruta nunca se toma de postre. Siempre con el estómago vacío, en el desayuno, después de las comidas como mínimo 3 ó 4 horas, o 30 minutos antes de las mismas.

No mezclar proteínas fuertes (carne y pescado) con féculas o almidones (pan, patatas, arroz, pasta italiana, etc.).

No mezclar las legumbres (judías secas, garbanzos, lentejas, etc.) con otras proteínas (carnes, etc.), ni con almidones (pan, arroz, pasta, etc.).

No pretendas aprenderlo todo de golpe. Lo importante es ser constante e ir avanzando poco a poco, sin desanimarse. Nadie nace sabiendo y hemos crecido en una cultura llena de errores y confusiones dietéticas que atentan contra nuestra salud y que hay que cambiar poco a poco.

No pretendas aprenderlo todo de golpe. Lo importante es ser constante e ir avanzando poco a poco, sin desanimarse. Nadie nace sabiendo y hemos crecido en una cultura llena de errores y confusiones dietéticas que atentan contra nuestra salud y que hay que cambiar poco a poco.

Algunos de estos consejos están basados en el profesor de nutrición Antonio Méndez de la Escuela Superior de Técninas Parasanitarias

Categorías

Mayo 2017
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031