shadow

LA CAUSA DEL DOLOR: LA CONEXIÓN DE LA COLUMNA CON LOS ÓRGANOS 

LA CAUSA DEL DOLOR: 

CÓMO LA COLUMNA ESTÁ CONECTADA CON LOS ÓRGANOS

¿ Sabías que los problemas  en la columna se puedenreflejar en los órganos del cuerpo?  No se trata solo de dolor de cabeza o espalga, también  de transtornaoi digestivos, respiratorios o incluso ginecológicos.

¿Puede una espina dorsal dañada afectar tus órganos internos? Esta es una gran pregunta. Muy a menudo, los problemas de nuestra espina dorsal pueden causar dolor en diversas partes del cuerpo.
En ese caso, lo común es empezar a tratar otras enfermedades y obviamente, ver que el tratamiento es infructuoso. Esta es la razón por la que necesitas tener cuidado e indagar en el verdadero motivo del dolor. Es vital comenzar a prestar atención a la espina dorsal.
Si sientes dolor en la espalda, puedes darte cuenta de la sección de tu columna que está siendo afectada. De la misma forma, puedes notar anomalías relacionadas a otros órganos de tu cuerpo.
• Según los médicos, el 70% de los dolores de cabeza provienen de la espina dorsal.
• Las dificultades al tragar, sonidos en los oídos, o problemas de vista pueden ser causados por un mal funcionamiento de los discos intervertebrales del cuello.
• También debes revisar tu espina dorsal en el área del cuello si es que sientes dolor u hormigueo en tus manos.
• Los problemas en la zona toráxica de la espina dorsal pueden causar dolor en el pecho, corazón, estómago o molestias en los intestinos.
• Problemas en la columna lumbar pueden manifestarse en: dolor en los muslos, caderas, reducción en la sensibilidad de las piernas y en el caminar.
De esta forma, el sanar, tratar y fortalecer la espina dorsal, te puede ayudar a deshacerte de los problemas de otros órganos.
Este gráfico te ayudará a aprender de qué forma los órganos de tu cuerpo están vinculados a la espina dorsal:

LOS EFECTOS DE LAS EMOCIONES Y PENSAMIENTOS NEGATIVOS EN NUESTRO CUERPO 

​SORPRENDENTE: LOS EFECTOS DE LAS EMOCIONES Y PENSAMIENTOS NEGATIVOS EN NUESTRO CUERPO

Existen numerosas manifestaciones físicas relacionadas con pensamientos negativos que surgen por lidiar con situaciones estresantes, si te sientes triste o decepcionado. Entre las afecciones cuyo origen puede estar en las emociones negativas encontramos: dolor en la espalda, dolores de cabeza, presión arterial alta, boca seca, sudoración, cuello rígido, problemas al practicar sexo, pérdida o aumento de peso, pérdida de apetito, constipación, problemas digestivos y dolor de pecho.
Las palpitaciones, problemas para dormir y sentirse mareado, también pueden ser el resultado que situaciones que alteran tus emociones y provocan pensamientos negativos por períodos prolongados.
Hay quienes consideran que ciertas partes del cuerpo se relacionan con sentimientos específicos. Por ejemplo, el dolor de cuello puede asociarse a la terquedad que asumimos ante ciertos problemas, mientras que el dolor en los codos depende de resistirnos a nuevas experiencias y el dolor en la cadera es culpa del miedo a seguir un camino distinto en la vida. Sin embargo, es importante señalar que en la mayoría de los casos es necesario consultar a un médico, más allá de que el dolor tenga que ver con las emociones negativas.
Si te sientes deprimido o frustrado es difícil hacer un seguimiento a los dolores que sentimos, pero es necesario hacerlo. Trata de determinar si aparecen en los momentos de mayor estrés o si se mantienen por períodos prolongados. Existen condiciones más serías como la presión arterial alta y dolores de pecho que deben ser tratados por un médico ya que podrían derivar en problemas que pueden atentar contra nuestra vida como ataques al corazón.

¿Cómo podemos lidiar con los pensamientos negativos?
Existen algunas formas con las que puedes lidiar tú mismo con estos problemas. En primer lugar debes admitir que estas experimentando emociones negativas y que estas teniendo pensamientos negativos. Esto debes hablarlo con alguien que esté dispuesto a escucharte y ayudarte a dirigirte hacia un camino más positivo.
Luego debes poner en práctica métodos de relajación como la meditación, yoga o realizar algunos ejercicios diarios que te permitan lidiar con los sentimientos negativos. En los momentos más estresantes del día debes ser capaz de aplicar algún método para relajarte, colocar los asuntos en su real perspectiva y superar con mayor facilidad el desencadenante del estrés.
Finalmente debes cuidar de ti mismo. Ejecuta una rutina que garantice buenos hábitos de higiene. Esto aumenta tu confianza ya que te sientes limpio y energizado. Come saludablemente y evita sustancias que no benefician a tu organismo como drogas y alcohol.
Los pensamientos y emociones negativas tienen un impacto sorprendente en la salud física. Debido a que generan situaciones más peligrosas que depresión o frustración, es fundamental lidiar con estos pensamientos y sentimientos de una manera positiva, para mantener tu salud en un nivel óptimo.

Inline
Inline

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar